Las Relaciones de Pareja y Tu Peso

pareja-comiendo-saludable
Muchas personas encuentran extraño este planteamiento, y la razón es que casi nunca nos detenemos a pensar cómo afecta la relación de pareja nuestros hábitos alimenticios.
Y la realidad es que no es solo una cuestión de variar tus gustos, el estado de ansiedad que nos puede producir una relación nos lleva a comer más o menos.


Empezando por que cuando estamos enamoradas, la felicidad, la angustia, las mariposas aquellas que sentimos en el estomago, la expectativa de si lo ves, el soñar despiertas todo el tiempo con ese ser especial de turno nos hace variar nuestra rutina de comidas pasando desde no tener apetito por que sentimos un nudo en el estomago que solo se empeora cuando esa persona corresponde o no a nuestros sentimientos , hasta comer incontrolablemente (que es la más frecuente) con cualquier excusa relacionada a esta pareja, ya sea que estés demasiado feliz o que te este haciendo la vida de cuadritos. Todo esto creo que ya te va dando una idea de que muchas libritas se las podemos “agradecer” al amor o al desamor.

Luego de esto entra la parte más compleja con la que lidiamos cuando ya tenemos una pareja que de paso tiene hábitos totalmente diferentes a nosotros y que empeora cuando los mismos son mucho menos sanos que los nuestros. Son estos los hombres que boicotean tu dieta, ya que se la pasan invitándote a comer fuera todo el tiempo, haciendo reuniones en la casa donde la comida abunda y donde pasarías hasta como poco sociable si no compartes de los manjares que se degustan allí, aun cuando sabes que es cuchillo para tu garganta.

Otros solo hacen que sea poco práctico estar a dieta en la casa, ya que como “trabajan taaanto” sienten que llegar a casa a comer lechugas y verduras no está en su religión y te ponen a Ti a cocinar esas suculentas cenas que luego terminas comiendo debido a la situación económica que no permite que se hagan diferentes menús.

No podemos obviar las relaciones tormentosas, donde el sujeto en cuestión se desaparece por el periodo de tiempo necesario para desatar tu ansiedad que va desde unas horas hasta varios días o meses; haciéndote esclava de tu propia agonía, la que tratas de calmar con comidas o bebidas altas en calorías y que de seguro harán tu vida más difícil cuando no te sirvan los jeans con los que te sentías atractiva y pierdas la confianza en tu físico que antes ostentabas.

Qué decir de los “Fitness Freaks” , que son una nueva generación de hombres que se cuidan más que cualquier ser humano en la tierra y te harán sentir como una cerda si comes algo que no esté dentro de su dieta del paleolítico o de lo que consideran “saludable” según la línea que lleven que va desde lo crudo hasta lo cusher extremo, manteniendo así un golpeo sistemático a tu autoestima y estilo de vida cosa que dará al traste con cualquier manifestación de amor propio que tuviste en el momento que te conoció.

Debes recordar que una cosa es tener el apoyo y la motivación de una pareja para mejorar tus malos hábitos alimenticios o despedirte del sedentarismo que son los principales causantes del sobrepeso y la obesidad, y otra muy diferente es un restriegue permanente de lo que no logras con las dietas, del peso ideal al que no llegas, de las libras de más que tienes y lo inadecuada que te queda tal o cual ropa, lo que hace que te sientas poco aceptada, no deseada y probablemente te entren los pensamientos de que eres súper afortunada por que el Sr. Perfecto se fijo en ti. Algo que no es sano y es bastante innecesario ya que las damas tenemos el detonante de los complejos a flor de piel, y basta ver la tele para darnos cuenta de lo que nos sobra.

Según los estudios de diferentes universidades, se ha determinado que el matrimonio beneficia más a los hombres que a las mujeres, y el de la universidad de Rochester especifica que esto es debido a que el solo estado de estar casado le da más estabilidad y plenitud al hombre, mientras que para la mujer alcanzar este bienestar necesita a parte de estar casada ser Feliz!,,, que detallito no! Lo que hace que comprendamos porque hasta en la biblia se habla de los yugos desiguales, y que en la actualidad se refleja en la igualdad de intereses; es más fácil mantener una relación larga y saludable si ambos están tras metas similares o se motivan de una manera adecuada sin interferir en la salud del otro y respetando las diferencias.


Recuerda que la ansiedad es una emoción que nos perjudica en todos los aspectos y la inseguridad que nos producirán las libras que ganemos gracias a ella solo harán más difícil la tarea de llevar una relación de pareja sana. Solo tomándonos el tiempo para analizar cosas como estas encontraremos un poco de balance en lo que nos podría estar perjudicando.

Mantente activa, come sano y Piensa en tu salud!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *